DESHACIENDO MITOS: BOLA DE PELO (I)

Por fin, lectoras y lectores, se han acabado las vacaciones y ha llegado el cole con su bendita rutina. Por fin puedo volver al blog y retomar la sección que más comentarios ha despertado hasta la fecha: Deshaciendo mitos. Y empiezo con el más gordo de todos, la bola de pelo, que necesitará de dos partes, una que cuestiona su existencia como enfermedad y otra que analiza su prevención.

MITO

Los conejos comen pelo cuando se acicalan. Este pelo a veces se acumula en exceso y forma una bola compacta (tricobezoar) en el estómago de los conejos que les causa dolor y puede llegar a producir la muerte.

HECHOS

  1. Es cierto que los conejos ingieren pelo cuando se acicalan, y de hecho, todos los conejos silvestres tienen mayor o menor cantidad de pelo en el estómago, según los hallazgos de la Dra. Frances Harcourt-Brown. Por este motivo se deduce que debe ser fisiológico que los conejos tengan pelo en el estómago.
  2. Con una dieta rica en fibra (por tanto, similar a la natural), y una hidratación adecuada este pelo transita por el tubo digestivo y es expulsado con las heces.
  3. Hay razas, como el conejo de angora, con un pelo especialmente largo, que puede tener más dificultad para transitar por el digestivo; también ocurre que en cautividad, con las condiciones de temperatura y fotoperiodo en que viven los conejos mantenidos dentro de casa, la muda se eterniza, por lo que probablemente la cantidad de pelo que un conejo-mascota ingiere en las ciudades españolas es mucho mayor que la que ingieren los conejos de la campiña inglesa.
  4. La estasis gastrointestinal o hipomotilidad intestinal o, como recientemente se ha propuesto, síndrome gastrointestinal del conejo (RGIS en inglés, por rabbit gastrointestinal syndrome), resume el conjunto de síntomas y signos clínicos que, a menudo sin una causa directa clara, provocan alteraciones en la motilidad gastrointestinal del conejo. Una de las primeras cosas que ocurre cuando se afecta la motilidad gastrointestinal de los conejos (excepto en el caso de obstrucción a la salida del estómago) es que el contenido gastrointestinal (y el animal entero) tiende a deshidratarse, por lo que a la palpación se nota una masa densa en el estómago.
  5. El pelo del estómago puede provocar la obstrucción del intestino, normalmente cuando hay una muda muy fuerte, pero por una bolita, no una bola. Esto es una emergencia que en algunos casos acaba en cirugía. Por otro lado, el acúmulo de pelo (fisiológico) compactado de forma secundaria a un RGIS (patológico) y que no responde a tratamiento médico, se debería eliminar mediante gastrotomía. Según el estudio retrospectivo que Pignon y colaboradores presentaron en el congreso de la AEMV en 2017 el pronóstico de estas intervenciones es bastante malo, como cabe esperar.

CONCLUSIONES

Es cierto que en el estómago de los conejos hay pelo, y también que éste puede ser un problema, bien porque se produzca una obstrucción intestinal o bien porque, tras un episodio de hipomotilidad gastrointestinal, se ha compactado.
No es cierto que exista una enfermedad primaria de los conejos que sea la “bola de pelo”, como quien dice la mixomatosis, no se puede diagnosticar una “bola de pelo”.
¿Se puede prevenir algo que no es una enfermedad? Lo intentaré averiguar en la siguiente entrega… y…

¿Calará el nombre de síndrome gastrointestinal del conejo o he sido osada con la traducción? ¿Alguien escribirá SGIC en sus historiales o seguirá triunfando la “bola de pelo”?

2 Comments
  • Teresa LLona
    Posted at 15:27h, 04 octubre Responder

    Hola Neus ,muy didactico tu blog ,sin duda en mis historiales pondra SGIC a partir de ahora
    😉 Un beso

    • Neus Morera
      Posted at 18:02h, 04 octubre Responder

      Muchas gracias Teresa!

Post A Comment