Nueva variante del virus de la enfermedad hemorrágica del conejo

En el año 2010 se identificó en Francia una nueva variante del virus de la enfermedad vírica hemorrágica, RHDV2 o RHDVb, que rápidamente se propagó por toda Europa. La vacuna de la enfermedad vírica hemorrágica que siempre se había utilizado no protegía de manera efectiva frente a este virus, y en la zona de Barcelona hubo que lamentar algunas muertes de mascotas. Actualmente el virus se ha detectado en islas como las Canarias, o en sitios tal lejanos como Australia o Canadá. La transmisión de este virus es igual que la del RHDV1, por contacto directo con excreciones y secreciones, por vectores y fómites.

La patogenicidad de este virus no está demasiado clara. Según estudios epidemiológicos es menor que la del RHDV1 (un 30-70%), mientras que en infecciones inducidas en el laboratorio llega a niveles similares a las del RHDV1 (80-100%). Lo que sí que parece es que la nueve variante está desplazando a la antigua en todas las poblaciones de conejos donde se ha detectado.

La patogenicidad de este virus (...) llega a niveles similares a las del RHDV1 (80-100%)
Desde hace unos años los veterinarios disponemos de una vacuna que protege frente a este virus. Aunque el laboratorio Ovejero también ha sacado su versión, Hipra fue el primer laboratorio en lanzarla al mercado español bajo el nombre de Eravac. Recientemente he podido preguntar a Michelle Woodward, product manager para conejos de Hipra, las dudas que los/las clínicos/as me han ido planteando. Éstas son las conclusiones de nuestra conversación:

Desde el mes de Abril tienen un nuevo registro europeo. En este nuevo registro se incluye que la vacuna protege hasta los 9 meses posteriores a su administración (testado por exposición al virus). Sin embargo se comprobó que 12 meses después de la fecha de vacunación, la titulación de anticuerpos era idéntica a la de los 9 meses, así que es probable que la duración de la vacuna sea superior, aunque no se haya comprobado con la exposición de los conejos al virus.

No es necesario administrar la vacuna en la parte lateral del tórax, como indica el prospecto. La normativa europea establece que el prospecto debe reflejar la manera en que se han hecho las pruebas de la vacuna en el laboratorio, y en este caso se hizo así, pero se puede inyectar en la zona interescapular sin problemas.

Riesgo para el veterinario: Se trata de una vacuna con adyuvante agua-aceite-agua, y cualquier fármaco con un excipiente oleoso debe llevar esta advertencia. Nadie ha perdido un dedo por pincharse con la aguja de la vacuna, y me consta que hay quien se ha pinchado.

La vacuna se puede administrar sin peligro a hembras preñadas, y además ha sido testada exitosamente en conejos enanos. De estos conejos enanos ninguno tuvo fiebre después de la vacuna, aunque yo he tenido algún caso sin mayor repercusión.

Interación con las otras vacunas: No se han visto problemas por la administración conjunta con el resto de vacunas de Hipra, hasta se puede mezclar en la misma jeringa con la vacuna frente a RHDV1 (Cunipravac), sin que esto reduzca su eficacia –https://www.hipra.com/portal/es/hipra/knowledge/pubdetail/Efficacy-and-safety-of-a-new-inactivated-vaccine-against-the-rabbit-haemorrhagic-disease-virus-2-like-variant-rhdv-2– (texto en inglés).
El vial es multidosis, aunque, por ser una vacuna inactivada y ya preparada, no es necasario descartarlo después de usarlo una sóla vez. El problema de la conservación no está tanto en la viabilidad del virus, sino en que se pueda contaminar el contenido del vial tras varias inyecciones. En cualquier caso Hipra tiene previsto lanzar una presentación monodosis a finales del mes de Junio
(con pegatina! como los veterinarios de verdad!).

¿Has utilizado ya la vacuna frente al RHDV2? ¡Me encantaría saber cual ha sido tu experiencia!

No Comments

Post A Comment